Propuestas con encanto: una ruta mágica por Tenerife

, , Leave a comment

Foto: Wikipedia

Santa Cruz. La laguna. El Teide. Isla Baja. San Juan de la Rambla. ¿Te suenan estos lugares? Todos ellos son destinos que puedes visitar en Tenerife, un lugar mágico en el que vas a disfrutar como un niño. En Tenerife hay tiempo para todo: emocionarse, divertirse, embriagarse de la naturaleza más asombrosa, darse un buen baño de sol y mar. Lo más ventajoso de todo es la facilidad y el poco tiempo que vas a emplear en ir desplazarte de un lugar a otro. Algo también muy importante son los hoteles en Tenerife. Ni te imaginas las opciones de alojamiento que tienes a tu alcance. Puedes encontrar muchos hoteles con un encanto especial que van a hacer aún más atractiva tu visita. A base de pequeñas pinceladas queremos pintar hoy para ti el cuadro de tu viaje a las Islas: toda una obra de arte en movimiento.

Para empezar hagamos un estreno a lo grande y vayámonos al hermoso Auditorio de Tenerife, una auténtica obra de arte de la arquitectura en el que simplemente ver su fachada ya es motivo de disfrute. Pero ¡no te quedes fuera! Te sugerimos fervientemente que optes por adquirir entradas para alguno de los eventos que se desarrollan en su interior. Un poco de música siempre sienta genial. Has de saber que cerca del auditorio se encuentra el Parque Marítimo César Manrique que alberga piscinas naturales de agua salada. Puede ser una buena opción para alguno de tus días en Tenerife. Si vas con niños esta idea le encantará. El parque ocupa en total 22.000 metros cuadrados a lo largo de los cuales puedes realizar gran cantidad de actividades.

¿Qué te parece la idea de relajarte en un jacuzzi con tu pareja mientras tus hijos disfrutan en la zona recreativa para niños o en la ludoteca? ¿Qué dirías a un baño divertido en la playa artificial junto a toda tu familia? ¿Qué te parece daros un homenaje gastronómico junto a los tuyos en alguno de los restaurantes de la zona? Esto y mucho más podrás hacer en este lugar. Uno de los atractivos más peculiares que ofrece es el Palmetum. ¡Una extraordinaria visión de más de 5.000 palmeras ante vosotros! Seguro que disfrutéis como nunca.

Desplacémonos ahora a otro punto de visita importante, La Laguna. Aquí hallamos un destino que apasionará igualmente a adultos y pequeños: el Museo de la Ciencia y el Cosmos. A través de más de 100 experiencias interactivas el visitante aprende a mirar la ciencia desde un punto de vista muy diferente a la que vez que se divierte de un modo original. Aquí está prohibido prohibir y el “no tocar” se transforma en algo obsoleto para invitar al visitante a tocar y probar cuantas cosas desee. Más que un museo nos encontramos ante un taller interactivo en el que cada nuevo visitante es el protagonista absoluto de cada experiencia. Podrás visitarlo de martes a domingo.

Nuestra siguiente pincelada se dirige a las afueras de Tenerife. Nos adentramos su zona norte para llegar hasta un maravilloso entorno rural que nos permite admirar y experimentar la naturaleza más sugerente aunque también los monumentos medievales más hermosos. ¡Qué bien sienta empezar el día respirando aire puro! Cualquiera de las localidades de esta zona norte es buena para pasar un agradable día en clave verde: Tegueste, El Sauzal, La Victoria de Acentejo, Tacoront,… Nosotros vamos a quedarnos con El Sauzal para disfrutar de una experiencia singular en la que el vino y tú sois los protagonistas.

Llegados a El Sauzal nuestros píes deben ir casi por inercia a uno de sus lugares más emblemáticos: la Casa del Vino La Baranda. Ubicado en una antigua casa tradicional del siglo XVII muestra al visitante lo mejor del delicioso patrimonio vitivinícola de la Isla. Podrás pasear por la hacienda rústica, admirar las maravillosas vistas que se aprecien desde aquí y recorrer el museo del vino con degustaciones incluidas. Si quieres vivirla al máximo después de la visita y antes de seguir tu ruta permítete disfrutar de su encantador restaurante que ofrece lo mejor de la comida tradicional de la zona.

Y de un lugar con sabor a Vino saltamos a un municipio que lo incluye en su nombre. En Icod de los Vinos vas a encontrar un entorno turístico diferente. Será muy agradable darte un paseo por su casco antigua mientras admiras la belleza de un lugar con paisajes increíbles. Su reclamo más importante es el conocido como Parque del Drago. Se trata de un agradable lugar en el que pueden encontrarse nada menos que al drago más longevo de todo Canarias. Co su altura de 15 metros y su carácter legendario te dejará con la boca abierta. La vecina San Juan de la Rambla ofrece también interesantes propuestas. Una de las más clásicas es visitar el llamado Charco de la Rambla.

Y como era de esperar en toda ruta por Tenerife no puede faltar una visita al Parque Nacional del Teide para recorrerlo y disfrutarlo en todo su esplendor. Situado en plano centro reúne cada año a cientos de visitantes que no quiere probarse de la sensación de subir al pico más alto de España. No obstante con subida o sin ella todo el parque merece ser visto. Una idea muy original es pasar la noche en el hotel ubicado en el parque, el parador nacional Las Cañadas del Teide. Altamente recomendable para vivir este lugar al máximo.

Si quieres seguir la tura particular por los pueblos más encantadores de la isla no puedes perderte Isla Baja en la zona noreste. Es esta una comarca marcada por un ambiente de indiscutible paz, de paisajes que invitan al reposo, zonas verdes en la que respirar aire puro, restaurantes en los que degustar la cocina autóctona en todo su esplendor y encantadores miradores desde los que obtener unas vistas de ensueño. Todos estos lugares con todos los momentos que vivas en ellos se convertirán en tu mayor tesoro cuando abandones una de las islas más bellas y atractivas del mundo.

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado