Primavera en Japón: Festival de Hanami

, , Leave a comment

hanamijapon.jpg

Foto: Robert Paul Young

Aquello de que la primavera la sangre altera no es algo exclusivamente español. Con la llegada de esta estación podemos ver eufóricos a muchos ciudadanos del mundo que tras un frío y crudo invierno reciben con los brazos abiertos un poco de sol. Las actividades al aire libre se duplican y en algunos países como Japón les da por reunirse en masa para vivir momentos mágicos como, por ejemplo, contemplar flores. Esto es Japón y así es su Festival de Hanami. ¡Te va a encantar!

El Hanami es una tradición bastante antigua que consiste en reunirse en algunos de los parques principales del país para contemplar de un modo masivo el florecimiento de la flor del cerezo, considerada una de las flores más importante por los japoneses. La ocasión se aprovecha para celebrar numerosos pic nic. Todo empezó como un mero entretenimiento imperial aristocrático que más tarde se fue extendido al resto de clases hasta convertirse hoy en día en todo un rito que divierte muchísimo a los japoneses y sorprende y enamora en partes iguales a los turistas.

Es bastante curioso como los japoneses son capaces de quedarse durante horas reservando un sitio para sus familiares y amigos en los parques. Incluso las empresas suelen enviar a algún empleado para que les guarde el sitio al resto de compañeros de oficina. ¡Nadie quiere perderse este espectáculo! El hanami puede contemplarse de día pero también de noche. En ambos casos es precioso pero la mayoría coincide en que ver los cerezos en flor bajo la luz de la luna es una experiencia inolvidable.

El cielo japonés se va llenando de colores y aromas desde finales de marzo hasta principios de abril dependiendo del lugar. La expectación ante la llegada del Hanami es tal que los servicios meteorológicos ofrecen una gran cantidad de datos en profundidad acerca del clima previsto en las diferentes regiones para que todos puedan conocer al pronóstico de florecimiento.

Las islas de Okinawa son las primeras privilegiadas en asistir a este grandioso espectáculo natural mientras que los últimos retazos del festival pueden contemplarse en la isla de Hokkaido. Algunos lugares para contemplar esta maravilla son el Parque Ueno en Tokio, el Parque Kamonyama en Yokohama y el Parque Maruyama en Kyoto.

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado