Itacaré, un paraíso color cacao

, , Leave a comment

Allí en donde la tierra huele a cacao, se halla el paraíso. Este bien podría ser el preámbulo de este hermoso lugar conocido bajo el nombre de Itacaré.

Palmeras en las playas de Itacaré

Palmeras en las playas de Itacaré

Y este tierno paraíso de color cacao tiene sede en Brasil, en el estado de Bahía, más precisamente, a donde hoy os invitamos a viajar. Al sur del Salvador habrá que llegar para ser parte de esta escena más que lúdica, que representa esta zona turística.

No obstante, a pesar de que es un sitio apto para el turismo, no debe considerárselo un terreno masivo. Y es que tiene más elementos de refugio para pocos, que de zona para muchos.

Sus playas se encuentran en estado casi virginal, sus paisajes son de lo más encantadores y la soledad es el estado más alcanzado dentro de su perímetro.

Y sí de soledad hablamos, mucha incidencia tiene su órbita ecológica, que invita al viajero a descansar, mirar y disfrutar de una gama de escenas naturales, casi surrealistas.

Soledad en las playas de Itacaré

Soledad en las playas de Itacaré

Por eso es que los viajeros, que desean contactarse con la paz y la tranquilidad, eligen viajar a Itacaré, rincón sudamericano que en mucho se parece al paraíso.

Se reconoce a esta zona como Costa do Cacao, porque el cultivo de este producto la ha conducido a alcanzar un lugar de protagonismo.

De ese modo la historia, la economía, y algunos tramos del paisaje de Itacaré, caminan junto a la historia de esta sustancia, fundamental para el progreso de esta tierra.

A esto habrá que agregarle la gran biodiversidad que puede vislumbrase en la zona, similar a la encontrada en el entorno de la Selva Amazónica.

Cabe decir que la mayor parte de los turistas, que llegan a esta tierra, optan por alojarse en el Itacaré Village o en el Itacaré Eco-Resort.

En ambos alojamientos, no sólo disfrutan de un servicio de calidad y de un paisaje excepcional, sino también de los programas allí ofrecidos.

Entre ellos se destacan algunas actividades deportivas como el rafting, y algunas de relax, como las sesiones de spa.

Para sumar a esta vertiente paradisíaca, que ostenta Itacaré, habrá que decir que la temperatura acuática supera los 20 grados, otorgando placer a todos los bañistas en plan de nado.

Los pescadores y los amantes de la navegación también encuentran aquí su lugar en el mundo y, más específicamente, en la desembocadura del río de Contas.

Itacaré es, sin lugar a dudas, uno de los mejores sitios costeros de Brasil y porqué no, de todo Sudamérica.

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado