El tango, Patrimonio de la Humanidad

, , Leave a comment

El zapato de taco y los “pepés” bien lustrados. El rodete, el rojo, el negro y el sombrero. El acordeón, el 2 por 4, las calles de Buenos Aires y la humedad al salir de los hoteles baratos.

El acordeón, símbolo del tango rioplatense

El acordeón, símbolo del tango rioplatense

Todos estos elementos podrían considerarse sustancias derivadas de un engranaje cultural importante que nos invitan a viajar, tan importante que, recientemente, se le ha otorgado la condición de Patrimonio de la Humanidad.

Y si bien estamos acostumbrados a encontrarnos con monumentos, cascos antiguos y estructuras legadas de otras civilizaciones que cuentan con esta insignia, no es común que un baile, como lo es el tango, hoy pueda ostentar este prestigio.

Nacido de la unión entre el porteño y el inmigrante, refugio de los pobres, y melodía del lunfardo, el tango es para Argentina y para Uruguay símbolo de la costumbre, la vida y el sufrimiento del desamparado.

Bailando al ritmo del 2 x 4

Bailando al ritmo del 2 x 4

Por eso fue que estas dos orillas rioplatenses demostraron gran expectativa durante el tiempo que duró el análisis de esta figura como candidata.

En Abu Dhabi se conoció la decisión, tras la aceptación de 24 miembros del Comité Intergubernamental de Patrimonios Intangibles de la UNESCO, que coincidieron en otorgarle al baile y a la música de tango el estatus cultural protegido.

Así fue que festejó Argentina y Uruguay, Buenos Aires y Montevideo; en ambos lados la cultura está de fiesta, y se remonta bajito desde el sonido de un acorde tanguero que cada vez suena mejor.

No obstante, para estos festejos debieron aguardarse varios meses, en los que se especularon teorías de todo tipo: “que tal vez sí”, “que tal vez no”, “que es sólo música”, “que es mucho más que música”, etc.

Sin embargo la decisión fue positiva y decantó en nuevos reconocimientos. La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, por nombrar, declaró al género como elemento valioso para salvaguardar la humanidad.

Porque el tango no es sólo reconocido y querido por quienes lo “maman” desde hace años, sino también por quienes recién lo conocen. Sucede, por ejemplo, con los turistas que se maravillan con las voces de los tangueros más famosos, y se sorprenden con las bondades del buen baile.

En Argentina, para festejar la buena nueva se recreará una gran milonga popular que tendrá sede en la tradicional esquina de San Juan y Boedo, durante este fin de semana.

Habrá invitados especiales, bailarines profesionales y amateurs, y la presencia de dos representantes de los países involucrados: Susana Rinaldi por Argentina y Rubén Rada por Uruguay.

Con gente bailando en las calles se reconocerá a este símbolo tradicional de dos pueblos que lo han sabido cuidad, adorar y conservar.

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado