De Ronde, fiesta nacional en Flandes

, , Leave a comment

flandes

Todos los aficionados al ciclismo esperan el primer domingo de abril como agua de mayo. Es día se celebra De Ronde van Vlaanderen, el Tour de Flandes, una de las carreras con más mística del calendario -por algo es uno de los cinco monumentos-, pero también es uno de los mejores días del año, o el mejor, para visitar esta zona de Bélgica. De Ronde es el gran acontecimiento deportivo del año en Bélgica, y además de seguir la carrera desde uno de los santuarios de este deporte, nosotros mismos podemos recorrer alguno de los tramos más famosos.

La gran característica que diferencia el Tour de Flandes del resto de pruebas ciclistas son los muros, esas pequeñas cotas con rampas de vértigo que en ocasiones incluso están adoquinados, lo que hace todavía más difícil la empresa. Uno de los puntos de peregrinación es el Koppenberg, en Melden, que pese a estar lejos de la meta siempre hace daño. Un granjero, envidioso de un amigo que vivía junto al Koppenberg, decidió construir el Paterberg, otro de los tramos adoquinados más conocidos, al lado de su granja.

Aunque el recorrido no siempre es el mismo, en los últimos años se ha apostado por situar la meta en Oudenaarde, la típica ciudad flamenca donde no podemos perdernos su Ayuntamiento gótico, declarado Patrimonio de la Humanidad, la Iglesia de Notre-Dame Pamele ni el Museo del Tour de Flandes. En las proximidades de Oudenaarde, el Paterberg comparte protagonismo con el Oude Kwaremont, las dos últimas dificultades por las que se pasa tres veces en 80 kilómetros.
Una de las grandes ausencias será el Muur-Kapelmuur (Mur de Grammont en francés), uno de los templos del ciclismo flamenco que se cayó del recorrido con el traslado de la meta a Oudenaarde. Aún así, vamos a dedicarle unas palabras a esta cuesta que arranca en el centro de Geraardsbergen y acaba 475 metros después en una capilla tras superar un desnivel de 93 metros, adoquines incluidos. En total, una pendiente media del 9,3% con picos del 19,8% por la que pasan la friolera de 70 carreras.

Los cicloturistas pueden hacer el recorrido el sábado, con tres marchas cicloturistas de diferente dificultad. La más larga, con 245 kilómetros, parte de Brujas y sigue el mismo recorrido que la prueba profesional, mientras que las de 134 y 75 km. empiezan y acaban en Oudenaarde, pasos por el Paterberg, Oude Kwaremot o Koppenberg incluidos. Además de la masculina, el primer domingo de abril De Ronde también celebra la prueba femenina y una sub-23.

Más información: Ronde van Vlaanderen

Foto: jp26jp

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado