Belice: entre el caribe, los mayas y la selva

, , Leave a comment

Castillo de Xunantunich en Belice. Foto: Wikipedia

Casi todos los países del Caribe son muy concurridos y el turismo los provee de sus máximos ingresos. Uno de los menos nombrados de los países caribeños pero que según mi opinión, es de los más interesantes, es Belice, destino donde la historia ha dejado su huella muy marcada cuando hablamos ni más ni menos que de los Mayas.

Todo Belice pertenecía a esta maravillosa cultura, y los vestigios que podemos encontrar en este país sobre la antigua civilización son impactantes. Y no es para menos cuando hablamos de una civilización demasiado adelantada para su época, con conocimientos matemáticos y astronómicos realmente asombrosos y que su desaparición aún hoy quita el sueño de varios hombres de ciencias y humanidades.

Es que a la llegada de los españoles al lugar, los mayas ya habían desaparecido hace mucho tiempo. Pero cada vez preocupan más sus mensajes, ya que muchas profecías han sido develadas y muchas de ellas acertadas, pero sobre todo, poseían un calendario completamente exacto, que aún en Europa seguían acomodando para dejarlo tal como está ahora. Pero jamás se sabrá por qué lo culminaron en el año 2012 y no lo continuaron…el tiempo dirá…

Imaginen realizar un paseo por las selvas de Belice hasta toparse con maravillosas construcciones como el castillo Xunantunich, una verdadera hermosura en un sitio despejado y claro, aunque se sabe que en medio de la selva aún podrían encontrarse algunas otras construcciones.

Pero no solo de edificaciones alegraremos nuestra visión, sino que existen en el lugar una enorme variedad de flora y fauna para observar y fotografiar, haciendo nuestro viaje en una verdadera mezcla de sensaciones que realmente valen la pena sentir. Es que la naturaleza y la historia reunidas en un mismo lugar, hacen mucho más ameno nuestro paseo, además de mucho más completo.

Por ello es que Belice no puede pasar desapercibido, y debe tenerse un mayor conocimiento sobre este maravilloso destino a nivel mundial, donde cada uno de nosotros, casi sin querer, nos encontraremos no sólo en playas caribeñas siempre agradables, sino pudiendo practicar algo de eco-turismo en sus selvas salvajes y por supuesto, sintiendo de cerca la formidable cultura maya.

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado