Bahía Inglesa, Chile

, , Leave a comment

Bahía Inglesa, Chile

Su nombre recuerda a un corsario Inglés, Edward David, cuyo barco llegó a estas costas en 1687 y se trata de una pequeña localidad conocida por sus playas de arena blanca y sus aguas cálidas y tranquilas.

Al momento de elegir balnearios, este es un destino que ofrece las mejores playas del norte de Chile en donde se pueden encontrar aguas cristalinas, un oleaje tranquilo, arenas blancas y excelentes temperaturas, como pocos lugares sobre el Pacífico.

Bahía Inglesa es la indicada para quienes quieren disfrutar de la recreación y del deporte en un entorno natural incomparable.

Las playas de Flamenco, Rodillo, Granito, Las Machas, Los Patos, Obispito, Playa Blanca, Orbicular, Portofino, Playa Brava, Ramada, El Caleuche y Bahía Cisne, ofrecen cálidas aguas insertas en un fantástico panorama costero, y posibilidades de practicar la pesca deportiva de peces y moluscos.

Las práctica de actividades de ecoturismo son posibles a lo largo de toda la zona, gracias a la cantidad y variedad de paisajes naturales vírgenes en donde casi no se nota la presencia del hombre. Una de las prácticas preferidas de los visitantes que llegan hasta región chilena son los deportes acuáticos, sandboard y las caminatas por la playa.

Aunque tambiés es posible practicar hiking, trekking, paseos en bicicleta, natación, navegación turística, velerismo, surf, windsurf, mountainbike, picnic, kayak de mar, pesca y buceo recreativos, hacer picnic, observación de aves, contemplación de la flora y fauna y fotografía.

El destino comprende el Parque Nacional Pan de Azúcar, que se encuentra en el borde costero y que reviste un peculiar relieve, con una vegetación nativa, y una avifauna compuesta por Pingüinos de Humboldt.

El patrimonio cultural de la región se manifiesta en la primera Estación de Ferrocarriles de Sudamérica, el primer cementerio laico y la Gruta del Padre Negro en Caldera, y los Monumentos Nacionales en Chañaral.

La gastronomía local se compone principalmente de productos del mar. Las variedades preferidas son los ostiones, el lenguado, y albacora. En cuanto a alojamiento se refiere, hay cabañas, campings, moteles y casas que se puede alquilar toda la temporada. Los restaurantes y servicios más importantes se encuentran en el puerto de Caldera, sólo un par de kilómetros de la localidad.

Fotografía: JavierPsilocybin en Flickr

 

Responder

(*) Obligario, Tu correo electrónico no será publicado